nombre
nombre
  • 15 Jun 2024

Guía de Patrimonio y Cultura de la Comarca Sierra de Montánchez y Tamuja

Texto y fotografías de: Diego J. Casillas Torres

26 April 2023 | Fuente: www.miextremadura.com / www.adismonta.com

La Comarca de Sierra de Montánchez y Tamuja se encuentra situada en pleno corazón geográfico de Extremadura ocupando un lugar estratégico entre Mérida, Cáceres y Trujillo.

trampal

El Territorio Inteligente Sierra de Montánchez y Tamuja cuenta con un rico y antiguo patrimonio histórico, artístico y cultural, fruto de la presencia del hombre en estas tierras desde al menos la Edad del Bronce, aunque podría defenderse un poblamiento anterior en base a los restos del Dólmen de Aldea del Cano. Desde esa época hasta la actual, la creatividad humana ha dejado su impronta en estelas e ídolos, fortificaciones, castros, castillos, palacios y un sinfín de tradiciones y costumbres que rememoran el sentir de los hombres y mujeres que habitaron y habitan este territorio, Destino Turístico Inteligente.

diego


 

Comienzo este recorrido por la comarca en la población de ALBALÁ. Existe la creencia de los árabes bautizaron el asentamiento bajo el nombre de al-Blat que significa camino empedrado dada su proximidad a una calzada romana. Cierto es que los romanos ya poblaron este lugar según los yacimientos de “El Campo”, “El Carrascal”, “Dehesas de Abajo” y “Pozo del Charcón”.

Como la mayoría de las poblaciones de la comarca, Albalá terminó bajo la jurisdicción de la Orden de Santiago.

Albalá ofrece una colección en las fachadas de algunas de sus casas de escudos y blasones, también cuenta con un rollo conocido como Horca de Piedra en cuya función prefiero no pensar, El Calvario, en la que aprecié una extraña inscripción y la Iglesia de Santa María Magdalena, realizada durante el tercer cuarto del siglo XVI. Este edificio está construido con sillares irregulares que me llaman la atención, pensando que sin duda son piezas reutilizadas de otros edificios anteriores, probablemente romanos.

ALBALA

ALBALA

ALBALA

ALBALA

ALBALA

Entre sus fiestas, destacan los carnavales en los que se celebran las Carreras de Gallos. El 24 de Diciembre, una gran hoguera rememora la Nochebuena. También en Navidad se celebran Las Tablas y en Semana Santa es famosa La Jira.

ALBALA

ALBALA

 

ALCUÉSCAR, es muy probable que fuese un conjunto de villas agropecuarias o de recreo en época romana, para disfrute de los habitantes de la Colonia Iulia Augusta Emerita. Sabemos que la Basílica Hispanovisigoda de Santa Lucía del Trampal, original del siglo VI, se asienta sobre terreno que ya fue sagrado y punto de encuentro entre Lusitanos, Túrdulos y Vetones, consagrado a la Dea Sancta Adaegina que posteriormente sincretizaría con Proserpina y tras la cristianización con Santa Lucía.

alcuescar

alcuescar

alcuescar

Hay quien teme estar por la noche aquí. Hay quien dice que pasan cosas extrañas. Yo creo que forma parte del imaginario local. Para mí ha sido un privilegio impagable pasar dos noches en este lugar y te aseguro que lo más extraordinario que he visto ha sido la Vía Láctea, estrellas fugaces y los ojos brillantes de una araña.

alcuescar

La impronta árabe continúa presente no solo en su nombre que deriva de Güescar (población granadina de la que procedían sus repobladores moriscos) sino en sus calles que conservan cierto aire de judería y que bien merecen un paseo.. En él te ves sorprendido a cada giro de esquina por algún que otro blasón o fachada, fuente, plazoleta… Me topo con una imponente iglesia, la de la Asunción, levantada entre los siglos XV y XVII.

alcuescar

alcuescar

alcuescar

alcuescar

Ya, en plena Vía de la Plata, en el trayecto que llega desde Aljucén, visito la Cruz de San Juan, un crucero del camino en el que se me antoja hacer una fotografía nocturna antes de salir mañana para la siguiente excursión.

alcuescar

Me llamaba la atención conocer el Puente de Serapio. Había visto alguna fotografía de rutas pero jamás había llegado hasta allí. Confieso que el trayecto fue complicado y que al llegar comprobé con tristeza que el puente había sufrido las consecuencias de las fuertes lluvias de Diciembre de 2022. Este puente,  aparentemente inexplicable ya que parece tener camino a ningún lado, fue construido en el siglo XIX siendo más reciente de lo que la gente cree.

alcuescar

 

ALDEA DEL CANO. Según parece, un Dolmen, hoy en tan mal estado que ni siquiera encontré reseñas ni localización para poder visitarlo, podría situar la presencia humana en Aldea del Cano en torno al año 3000 a.n.e.. Parece lógico pensar que, dado el paso de la Calzada Romana Iter ab Emerita Asturicam, que conocemos como Vía de la Plata, se estableciese aquí alguna mansio, que sería el equivalente a una casa de postas. La Vía de la Plata también se conoce como Vía XXIV del Itinerario Antonino de la Tabula Imperii Romani.

aldea del cano

Paso de largo dejando atrás el pueblo para ir a ver el Castillo de Mayoralgo o de Garabato, curioso nombre para una construcción que más parece un capricho de aires de grandeza que una fortaleza inexpugnable. Data del siglo XIII y aunque se encuentra en una propiedad privada, puede verse desde el exterior.

aldea del cano

Vuelvo a Aldea del Cano para conocer la Iglesia de San Martín de Tours, levantada entre los siglos XV y XVI, de estilo gótico que posee un retablo mayor de estilo clasicista (s XVII). Allí coincido con Dorothea, una mujer polaca que me muestra su cartilla de peregrina.

aldea del cano

aldea del cano

aldea del cano

Al Sur de Aldea del Cano y yendo camino de Casas de Don Antonio, me detengo para fotografiar el Puente de Santiago de Bencáliz. Debo aclarar que este puente, que todos piensan o hemos pensado en algún momento que es romano, fue en realidad construido en el siglo XVIII aunque bien es cierto que la calzada romana pasaba exactamente por el mismo punto. Se han encontrado dos miliarios del cauce de río además de observar que algunos sillares de los estribos sí son de origen romano. Nos encontramos, como de costumbre con un puente originalmente romano pero con terminación más moderna.

aldea del cano

aldea del cano

Continuando camino me encuentro con uno de los miliarios de la vía romana que me recuerda que el trazado de la antigua Nacional 630 coincide en muchos tramos con el camino entre Mérida y Astorga, llegándolo a sepultar literalmente en muchos puntos.

aldea del cano

 

ALMOHARIN. Casi todo el mundo sabe que es el “pueblo de los higos”. Si bien es correcto, se queda muy corto para hacerle la verdadera justicia que merece. Almoharín tiene demasiado que contar. La honestidad me impide definir como mejor persona que escultor o viceversa a mi querido Miguel Sansón, que se ha ofrecido para llevarme a la Ermita de Nuestra Señora de Sopetran. Aprovecho para fotografiar en su taller parte de su obra que sé que me voy a encontrar a lo largo de la comarca en mi periplo.

almoharin

arroyomolinos

almoharin

La Ermita de Nuestra Señora de Sopetrán es un sitio verdaderamente sorprendente y mágico. Un lugar que, al igual que Santa Lucía del Trampal, eriza el vello nada más pisarlo. Y es que resulta que sin saberlo, me he situado en el punto cero del mapa de Extremadura. En la zona se han encontrado inscripciones y restos romanos, una preciosa ánfora que se conserva casi intacta, un bronce de la ciudad Ibera de Bolskan (Huesca), contrapesos de almazara romana… ¿Casualidad? ¿Magia?.

almoharin

Sea como fuere, una leyenda a la que algunos no dan mucha credibilidad vincula la fundación de esta ermita con el príncipe árabe Alí-Maimón, que abrazó el cristianismo con el nombre de Petrán y que, tras encontrar aquí la paz que necesitaba por culpa de una convulsa disputa con su padre, aprovecha las ruinas de una vieja mezquita para crear un lugar de culto a la Virgen de Sopetrán. Su interior contiene varios óleos, incluido alguno que representa al ínclito Alí-Maimón y algunos retablos barrocos muy interesantes.

almoharin

María me espera ya en el pueblo para abrirme la puerta de la Iglesia del Salvador, declarada Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico. Tiene una preciosa balconada en plana alta sobre una galería porticada y el templo obedece al patrón estético propio de los edificios religiosos fortificados.

almoharin

almoharin

almoharin

De vuelta hacia el coche reparo en una escultura incrustada en una fachada que me mira con aire que se me antoja templario por algo que parece un yelmo pero que no puedo definir, y me marcho con la intriga y pienso que este recorrido me está llevando a lugares que encierran y guardan misterios que aún no han sido resueltos y que quizá sea bueno dejarlos dormir. Al fin y al cabo, el misterio es la despensa donde se guarda la magia.

almoharin

 

La leyenda de un corazón sobre el número 25 en una calle de ARROYOMOLINOS me recibe y me invita a pasear lleno de optimismo en una bonita y soleada mañana de finales de Marzo. Otras inscripciones en los dinteles de las puertas o escudos y blasones en esquinas y fachadas llaman mi atención.

arroyomolinos

arroyomolinos

arroyomolinos

Busco la casa de la señora que me han dicho que puede abrirme la Iglesia para que la vea por dentro y, frente a la suya descubro una bonita portada con aire de antigua sinagoga. De esas que en Portugal llaman quinientistas y que por tanto puedo datar en torno al XVI sin miedo a equivocarme.

arroyomolinos

Ya en la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación observo su sólida construcción (siglos XVI a XVII) con una torre adosada bajo la cual hay tres arcos que facilitan el tránsito de humanos y la anidación de golondrinas. La portada del templo es de estilo plateresco y desde lo alto de su arco carpanel me miran seis calaveras esculpidas en la roca. Dentro, un púlpito esculpido en roca con gran profusión de elementos decorativos, llama la atención. Otra cosa que me atrae es el cuadro de la Virgen de la Leche, una obra de la escuela hispanoflamenca del siglo XV procedente de la Ermita de San Sebastián. Otras obras pictóricas de estilo barroco decoran los retablos de la iglesia.

arroyomolinos

arroyomolinos

Al salir, reparo en una piedra encastrada en la fachada en la que consta una inscripción que parece ser visigoda pero que no logro descifrar y pensando en ella y en la Virgen de la Leche, llego hasta la Ermita de San Sebastián, ya en las afueras del pueblo.

arroyomolinos

Obra de Roque Balduque, escultor y pintor flamenco que dejó su obra repartida por buena parte de Andalucía, el edificio consta de una sola nave con tres cuerpos y resulta llamativo por su blanqueada fachada. Entre los días 18 y 20 de Enero aquí se festeja al patrón que es llevado hasta la Iglesia de Ntra. Sra. de la Consolación y devuelto después de unos días.

arroyomolinos

Por un camino que sale justo desde aquí, me aventuro para llegar a las Tres Cruces, un bonito mirador desde el que se contempla una vista preciosa de Arroyomolinos y también de parte de la comarca. Este lugar está levantado en memoria de los caídos en la batalla conocida como la “Sorpresa de Arroyomolinos”, durante la Guerra de Independencia librada entre españoles y sus aliados ingleses y portugueses contra las tropas Napoleónicas.

arroyomolinos

Para terminar en Arroyomolinos me interno, sierra arriba, en dirección a Montánchez por la conocida como Ruta de los Molinos. Un paraje espectacular que alberga una treintena de molinos, alguno de ellos de época romana, que aprovechaban el mismo caudal de agua que descendía de la sierra constituyendo un conjunto de gran valor arquitectónico, histórico y natural.

 

BENQUERENCIA es una de las poblaciones más pequeñas de la comarca pero no por ello menos sorpendente. Cuando Alberto, su alcalde, hace pivotar la puerta de la Ermita del Cristo del Amparo sobre sus goznes, aún no adivino que el interior me va a hacer viajar mentalmente hasta la Capilla Sixtina. Salvando las lógicas distancias, el interior está decorado generosamente con frescos que lo cubren prácticamente todo menos la piedra. Un cristo del siglo XVII junto a otros dos crucificados preside la parte principal del pequeño templo. El edificio, por fuera, hace honor a la técnica tan típica de la zona, la del esgrafiado, de la que veremos buenos ejemplos en toda la comarca.

benquerencia

benquerencia

benquerencia

benquerencia

Un paseo por Benquerencia inspira paz a la vez que te hace viajar varias décadas atrás. Sus pocos habitantes son amables y nos saludan al paso. Encontramos al paso más fachadas de esas que a mí me gusta llama quinientistas y que me recuerdan a las juderías de Valencia de Alcántara o Castelo de Vide, en Portugal. La inscripción de lo que parece ser una estela funeraria romana colocada como dintel en la puerta de una casa me hace parar y tratar de descifrarla pero admito mi ignorancia en epigrafía.

benquerencia

benquerencia

benquerencia

benquerencia

Disfrutamos contemplando la iglesia desde fuera porque no encontramos la persona que nos la pueda abrir y así reparo en varios detalles, como la inscripción en un sillar que hace esquina del signo de “vítor” y cuyo origen, aunque tradicionalmente se ha relacionado con el régimen franquista, aparece en el siglo IV en monedas y estandartes del Bajo Imperio Romano.

benquerencia

Otro detalle que me llama poderosamente la atención son los esgrafiados de la fachada entre los que destaca un dragón que parece atacar a unas figuras indefinidas.

benquerencia

De vuelta hacia mi siguiente destino, Botija, paro en los restos de un pequeño puente de origen romano bastante perjudicado por las lluvias de Diciembre de 2022 que han arrasado algunos añadidos como los pretiles. Por él cruzaba la vía romana que unía Trujillo con Mérida y en sus inmediaciones han aparecido estelas funerarias, tégulas y otros elementos de origen romano.

benquerencia

 

BOTIJA tiene su origen en el yacimiento prerromano de Villasviejas de Tamuja, distante apenas 3 km. Para mi gusto, es uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes de Extremadura y probablemente de España. En él se suceden tímidas campañas de excavaciones que, con gran esfuerzo por parte de quienes las impulsan, están consiguiendo sacar a la luz construcciones y un trazado constructivo muy interesante. Anualmente suelen celebrarse recreaciones del modo de vida de los vetones y romanos que habitaron este lugar. Probablemente existiera una ceca desde la que se emitió moneda propia con la leyenda latina TAMVSIENS(E).

botija

botija

Te recomiendo encarecidamente una visita a este lugar. Un paseo entre la dehesa y la historia en el que descubrirás una imponente muralla que perimetraba el asentamiento, defendida por un foso a veces excavado en la roca y otras aprovechando el cauce del río Tamuja.

botija

botija

En este lugar es muy fácil dejar volar la imaginación y dejarse seducir por la historia imaginando, o incluso viendo a modo de espejimo, a sus antiguos moradores entre los actuales restos.

botija

botija

Vuelvo a Botija para conocer a fondo la población actual y me dejo llevar por sus calles en las que encuentro casas con esgrafiados, una iglesia, la de Santa María Magdalena (S. XVI), y algunos escudos en fachadas.

botija

botija

botija

Visito también sus dos cruceros y también el puente del verraco, probablemente medieval y construido, como la escultura demuestra, con aprovechamiento de piezas anteriores. El verraco ya no está en el puente y puede contemplarse en el Museo de Cáceres, al igual que el resto de las piezas procedentes de este entorno.

botija

botija

botija

Por último, y para terminar la jornada, visitaré el lugar en el que hoy se levanta la moderna Ermita del Santísimo Cristo Resucitado para, desde allí, caminar hasta el Puente Viejo pasando por las viejas zahurdas para ganado. Este puente es el segundo de factura medieval que vemos en Botija y, junto a él, un viejo molino harinero recuperado que ofrece un maravilloso espacio para terminar la tarde tumbado al sol.

botija

botija

 

En CASAS DE DON ANTONIO, debió estar la mansio de época romana denominada Ad Sorores aunque no es fundada como población hasta el siglo XIII, fecha en la que miembros de la Orden de Santiago la adscriben a la Orden y a la Tierra de Montánchez. La Vía de la Plata y sus miliarios la sitúan en el mapa a 26 millas romanas de Augusta Emerita. La Ermita de la Virgen del Pilar, originaria del siglo XVI, me recibe a la entrada del pueblo recordándome en su estructura porticada a la de Sopetrán en Almoharín.

casas de don antonio

Callejeo, buscando la Iglesia de la Asunción de María, entre casas con esgrafiados y por el camino encuentro un crucero de finales del siglo XVI y un rollo conocido como “La Cruz de la Horca”, privilegio concedido por Carlos III en 1769 al obtener el título de Villa.

casas de don antonio

La Iglesia, por su parte, parece estar fechada en los últimos años del siglo XV, con modificaciones posteriores y conserva en la fachada algunos restos de esgrafiados de figuras geométricas.

casas de don antonio

casas de don antonio

Este pueblo cuenta con la tradición de hacer una hoguera en Navidad conocida como Rachoné. En Mayo se celebra también a romería de Santiago de Bencáliz y en Octubre se festeja a la Virgen del Pilar en su Ermita.

Ya en las afueras visito el puente de origen romano y aspecto medieval que salva el Río Ayuela y por el que con toda probabilidad debió pasar la Vía de la Plata.

casas de don antonio

 

Subir a MONTÁNCHEZ fue, desde que tengo uso de razón, una de mis excursiones favoritas. Además, si coincidía con aquéllos inviernos en los que caían unos copos de nieve que nos daban para jugar a tirarnos bolas, mejor aún. Antes de llegar puedes ver una de las esculturas de Miguel Sansón instalada en un cruce de caminos.

montanchez

Puede leerse por ahí que el origen de la fortaleza se remonta a la época del emperador Caracalla, por lo que estaríamos en torno al siglo III de nuestra era. Después, en el siglo XII, se construye gran parte de lo que hoy podemos ver y pasa de manos árabes a cristianas durante la reconquista. Es una de las fortalezas recuperadas por mi héroe favorito de la época, el portugués Geraldo Sempavor, en 1166, que también consiguió arrebatar a los sarracenos las plazas de Cáceres y Trujillo.

montanchez

En cuanto al nombre, hay varias teorías. Una de ellas habla del Monte Viejo, Monte Tances o Montancil mientras que el historiador Carlos Callejo hablaba hace décadas de su derivación del toponimo árabe Muntantish. 

montanchez

El castillo es visitable en parte ya que se encuentra en obras de consolidación y restauración, Incluso de noche, contemplar desde él el cielo nocturno, es una gozada. Dentro del recinto fortaleza se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Consolación del Castillo.

montanchez

montanchez

Bajando del castillo, al pié del mismo, contemplo desde el exterior el curioso cementerio que ha obtenido el privilegio de ser considerado el mejor de España.

montanchez

El paseo por la población te descubrirá preciosos rincones salpicados de pintorescas fachadas, unas con esgrafiados, otras blasonadas…

montanchez

montanchez

La Iglesia de San Mateo data originalmente de finales del siglo XIV y cuenta con una torre campanario exenta situada en un mirador con bonitas vistas.

montanchez

montanchez

A Carmen le gusta la pintura y juntos entramos en el Museo de la Fundación VanderLinde para disfrutar de las pinturas del hayense Alwin Van Der Linde. El edificio es una preciosa casa señorial que alberga con gusto una selección de sus características creaciones de estilo realista.

montanchez

montanchez

Continuamos el recorrido por Montánchez y conocemos las Ermitas, algunas muy interesantes como la de Santo Domingo, la del Pilar, la de los Santos Mártires o la de San Antonio, muestras de como el arte sacro ha transformado la piedra y cal en bonitos destinos.

montanchez

montanchez

También la religión se ha trasladado a la piedra en forma de cruceros de los que Montánchez cuenta con varios.

montanchez

Alrededor de la población hay bellas estampas y también algún que otro molino harinero, construcción típica de la sierra.

montanchez

montanchez

En Carnavales tuve la suerte de conocer una de las expresiones culturales más curiosas, la de los Jurramachos, una celebración jocosa cuyo origen parece derivar del término árabe muharrag (bufón, payaso, pelele). Se tiene conocimiento de fiestas bulliciosas y asonadas coincidiendo con carnavales en el siglo XVIII. Es, sin duda, una de las celebraciones más curiosas y a la que pienso volver. Eso sí, el próximo año, sin cámara de fotos y de completo incógnito.

montanchez

PLASENZUELA está situada al Norte de Botija. En sus inmediaciones han aparecido restos desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce y la Necrópolis del Romazal, adscrita a la botijana Villasviejas de Tamuja, se encuentra en su término municipal. Una curiosa inscripción romana sitúa el primer miembro conocido del apellido Ibarra (Lucio Julio Ibarra). En cuanto al edificio más notable, me encuentro una vez más con que este es la Iglesia, advocada a la Asunción de Nuestra Señora y datada entre los siglos XV y XVII con dos sencillas pero interesantes portadas de arco apuntado enmarcado en alfiz.

plasenzuela

plasenzuela

plasenzuela

plasenzuela

Junto al Ayuntamiento, el Rollo Jurisdiccional levantado por orden de Juan de Vargas en el Siglo XVI pudo haber tenido un uso anterior como picota. Está coronado por cabezas zoomorfas y me hace pensar en la de infelices que debieron estar bajo ellas.

plasenzuela

plasenzuela

 

RUANES parece haber sido otra de las mansio romanas del Itinerario de Antonino, concretamente Rodacis, situada en la vía que comunicaba Augusta Emerita con Turgalium. Vivió una espléndida y efímera época cuando numerosos hidalgos se asentaron en el siglo XVIII de cuyo paso hoy solo quedan algunas fachadas y casas que recuerdan aquéllos años.

ruanes

ruanes

ruanes

ruanes

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI, se me antoja un tanto ecléctica. Para nada tiene que ver su fachada principal porticada de estilo gótico con la opuesta neogótica. No obstante, ambas ofrecen una belleza digna de fotografiar.

ruanes

ruanes

El paseo por la población es tranquilo, pintoresco e invita a la relajación. No busques bullicio ni algarabías. Si quieres ir a un bar tendrás que marcharte a las afueras y cruzar la carretera. Los gatos acompañan mi recorrido como fieles, aunque huidizos, compañeros.

ruanes

 

SALVATIERRA DE SANTIAGO es punto aparte. Esta población era completamente desconocida para mí hace unos años. Un buen día la fotografié y el reportaje fue compartido varios miles de veces en redes sociales y visualizado muchísimas más. Y aún me preguntaba ¿Por qué?.

Hasta que hace poco me detuve con calma, investigué en su pasado, pasee por sus calles buscando muestras milenarias de la presencia humana, la observé desde lejos y hallé recompensa en los fogones de Antonio.

salvatierra de santiago

Salvatierra de Santiago merece ser vista desde la Ermita de la Virgen de la Estrella para, después, disfrutarla paseando.

salvatierra de santiago

Creo que es una de las manifestaciones más genuinas de la arquitectura vernácula de la comarca. Es fácil encontrar casas con esa especie de zaguán abierto a la calle, flanqueado por bancos de piedra, que marcan un estilo muy propio en esos pueblos.

salvatierra de santiago

salvatierra de santiago

Algunas fachadas contienen inscripciones romanas,  otras alojan escudos, incluso el papal. El emperador Carlos I de España y V de Alemania, probablemente dudoso por la idoneidad de su matrimonio con su prima hermana Isabel, pasó noche en el rodeo que dio por Extremadura camino de Sevilla donde terminaría casándose. Y lo hizo en el Hospital de Peregrinos (Siglo XVI).

salvatierra de santiago

Camino hacia la Iglesia pasando antes por la fachada del Convento y Casa de la Orden de Santiago en cuyo exterior encontramos una tumba excavada en la roca de probable origen visigodo a juzgar por la forma.

salvatierra de santiago

Asciendo por una calle que pasa bajo un arco desde el cual veo ya la Iglesia de Santiago que data del siglo XV.

salvatierra de santiago

salvatierra de santiago

Desde allí, voy a conocer la Capilla Panteón de Santa Catalina en donde, obviamente, no está enterrada la santa italiana, pero constituye un bonito ejemplo de la arquitectura religiosa neogótica. El crucero que hay al lado es del siglo XVI y recibe el nombre de Cruz de los Mártires. Tiene varias inscripciones, una de ellas escrita del revés, y al pié descansan algunas calaveras esculpidas en granito que me recuerdan a otro crucero existente en Burguillos del Cerro.

salvatierra de santiago

salvatierra de santiago

He leído al cronista oficial Marcelino Moreno una información sobre un recinto fortificado del siglo IV a.C. denominado Los Canchuelos del que se conservan parte de los muros norte y sur y consigo localizarlos en la parte más alta de Salvatierra.

salvatierra de santiago

 

SANTA ANA es una pequeña población antaño denominada Aldea del Pastor que conserva dos lugares bien bonitos además de un muy agradable paseo. Uno de ellos es la Iglesia Parroquial de Santa Ana, de principios del siglo XVI, con un pórtico que contiene elementos góticos.

santa ana

santa ana

El otro lugar de gran interés, es la Casa de Las Pizarras, según parece en alusión a miembros femeninos de la familia trujillana Pizarro. Pero pregunto, por cierto a unas mujeres que me dicen que no, que es la casa de Los Pizarro. En fin, que es de la familia Pizarro, sean mujeres u hombres. Data del siglo XVI y se encuentra en mal estado de conservación aunque resulta muy interesante contemplar sus escudos.

santa ana

santa ana

santa ana

Suelo dejar el coche en la entrada de cada pueblo para poder recorrerlo sin prisas. De vuelta, una mujer ya mayor se afana en regar las macetas con las que adorna la fachada de piedra de su casa. Nos saludamos y hablamos de la climatología que nos tiene alterados. Pienso en que es primavera y que, en Santa Ana, viendo las macetas de esta señora y las plantas que hay por doquier, siempre será primavera.

santa ana

santa ana

 

En SANTA MARTA DE MAGASCA paro junto a la Ermita que hay a la entrada, original del siglo XVI, a la que le ha sido añadido un porche de entrada y una espadaña. En su interior, según parece, hay un pozo del siglo XVII que tenía como función sanar a las reses de ganado de las sanguijuelas que los atormentaban.

santa marta de magasca

Callejeo, bajando por una calle en la que hay un pozo rectangular para llegar al curioso Rollo del siglo XVI, con una altura máxima de 6 metros desde la base hasta el remate está ejecutado en granito. El capitel que corona el primer tramo, tiene cuatro ménsulas decoradas con espirales y una flor, además del escudo de los Loaysa, fundadores del Señorío de Marta. Me llama poderosamente la atención la cantidad de orificios que hay en el graderío sobre el que se asienta sobre el que no he encontrado ninguna explicación coherente.

santa marta de magasca

santa marta de magasca

santa marta de magasca

santa marta de magasca

Cerca está el Palacio de Pascualete, propiedad privada que tuve el placer de visitar hace unos años y del que no conservo ninguna fotografía como consecuencia de un accidente electrónico. Recuerdo una hermosa capilla cuya portada izquierda estaba formada por una piedra en la que se podía ver algo parecido a la estela funeraria de un guerrero prerromano.

 

Tenía yo ganas de encaramarme a otro lugar donde hubiese algún elemento patrimonial de interés después de subir al Castillo de Montánchez, y vi la oportunidad en SIERRA DE FUENTES y la Ermita del Cristo del Risco. Esto sí que no te lo puedes perder. Las vistas son inmensas y la posibilidad de subir a una torre encalada con una vista de 360º en un verdadero nido de águilas no tiene parangón.

sierra de fuentes

Camino del alto, me detengo en la fuente “El Piojo”, tras rebasar la Ermita de San Miguel que se encuentra en estado ruinoso. Es curiosa la estructura de la fuente, con pozo, que según parece se dedicaba al riego de los huertos vecinos.

sierra de fuentes

Continúo la ascensión a la Sierra de La Mosca para llegar a la Ermita del Cristo del Risco y cuando lo consigo disfruto con las vistas orientadas hacia el pueblo, lo que me permite tomar algunas fotografías interesantes.

sierra de fuentes

Sigo el ejemplo de un caminante que ya baja y nos cruzamos en la subida a la torre que hay poco más allá de la Ermita. El ascenso es por unas escaleras bastante seguras y la terraza se encuentra protegida por una barandilla.

sierra de fuentes

Bajo la Ermita está la Cueva del Gitano (me ha parecido ver que se llama así) antes de la construcción de la Ermita en 1672. En el hueco apareció una imagen policromada de un Cristo crucificado y, a partir de ahí se señala el lugar con la construcción de la capilla.

sierra de fuentes

Ya en el pueblo compruebo que la técnica del esgrafiado esta presente en algunas de las fachadas.

sierra de fuentes

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción ofrece una entrada de estilo plateresco porticada con tres arcos al frente y uno más a cada lado. Es una lástima que este lugar que guarda un retablo fechado en 1572 solo se abra para el culto un día a la semana privando al visitante de la admiración de sus bóvedas, muebles y retablos.

sierra de fuentes

sierra de fuentes

Me dirijo a la plaza del Ayuntamiento donde un armónico conjunto compuesto por una fuente moderna de estilo clásico y la portada del ayuntamiento me ofrecen una bonita fotografía. Es muy agradable encontrar plazas como esta, con un espacio amplio y equilibrado que invita a sentarse, en especial, en días como hoy que luce un cielo azul rabioso.

sierra de fuentes

 

TORRE DE SANTA MARÍA es un pueblo que suele pasar desapercibido. Confieso que no había entrado nunca en él y que me sorprendió hacer lo propio, lo que vengo haciendo en cada uno de los pueblos que visito: dejar el coche en la entrada y pasear.

torre de santa maria

Por sus calles descubrí interesantes fachadas, dignas representaciones de la arquitectura vernácula, como en Salvatierra.

torre de santa maria

torre de santa maria

Casi todas esas calles conducen al punto neurálgico de Torre de Santa María, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, levantada entre finales del siglo XVI y principios del siguiente.

torre de santa maria

torre de santa maria

Existe una fiesta tradicional, la de los Tableros, que se celebra cada 21 de Septiembre por San Mateo, patrón del pueblo, consistente en la elaboración de unos tableros que debidamente adornados son llevados mientras sus portadores bailan el chicurrichi a ritmo de pandero y flauta. Estos tableros son posteriormente subastados. La celebración parece tener cierto carácter ritual ancestral, quizá, celta.

 

TORREMOCHA es la primera de “las tres Torres” según se transita por la carretera EX-206 en dirección a Cáceres. Dejo el coche junto a la Ermita de la Piedad, casi a la entrada del pueblo, un sobrio ejemplo de Barroco Popular del siglo XVIII. Su aspecto exterior es muy recio.

torremocha

Por las calles de Torremocha voy descubriendo casas y fachadas que llaman la atención, todas por ser ejemplos típicos a pesar de carecer del portalón de entrada porticado como vimos en Salvatierra o en Torre de Santa María.

torremocha

torremocha

La plaza es amplia y rodeada de casas de dos plantas con fachadas revocadas y esgrafiadas de forma muy sencilla. En ella se encuentra la Iglesia de la Asunción, obra barroca del siglo XVIII edificada sobre otra anter del siglo XVI.

torremocha

Torremocha tiene un rico patrimonio histórico religioso, por tanto el siguiente punto de parada es la Ermita de San Antonio, edificio algo más llamativo que el de la Piedad, también perteneciente al barroco del siglo XVIII.

torremocha

La siguiente Ermita que visitaré será la del Cristo, barroco popular del siglo XVIII. Este edificio es más ostentoso que las otras dos ermitas y const de una n ave con tres tramos y cabecera cuadrada, camarín, sacristía, coro y espadaña, aunque sencilla.

torremocha

Aún tengo dos ejemplos más de la arquitectura religiosa que visitar. Uno es la Cruz del Egido. Se encuentra situada junto al puente romano que, como el 99% de los puentes romanos que conozco, incluido el de Mérida, solo es romano en su base y ni siquiera en todo su trazado ya que numerosas riadas se han encargado de que, a lo largo de la historia, se tenga que reconstruir sucesivamente. Nos encontramos entonces, dado el alomamiento central que presenta, ante un puente que conserva factura medieval sobre la original romana.

torremocha

torremocha

La Cruz de la Fuente parece ser la más moderna de todas las que he visto hasta ahora. Eso sí, la base sobre la que se asienta no puede negar que es un ara votiva romana aunque no presenta ninguna inscripción o está tan deteriorada que no se aprecia.

torremocha

Abandonando Torremocha me paro a contemplar la charca que hay al otro lado de la carretera en pleno casco urbano. Siempre he querido saber qué es esa extraña figura que, cuando la charca está seca, parece un rollo y cuando tiene agua parece una silueta humana. Ahí queda, para mi y probablemente para ti, otro de los enigmas de la comarca.

torremocha

 

TORREORGAZ Es la población más cercana a Cáceres capital. En su casco urbano destacan casas blasonadas con escudos nobiliarios o con dinteles llamativos.

torreorgaz.

torreorgaz.

torreorgaz.

La Iglesia de San Pedro se levantó en la primera mitad del siglo XVI y tiene modificaciones posteriores. La puerta situada al pié del templo está enmarcada en una fachada con un sencillo esgrafiado imitando la junta de sillares.

torreorgaz.

Salgo del pueblo en dirección a la Ermita del Calvario, del siglo XVIII, la cual acoge a la Virgen de la Soledad y, por el camino, me encuentro con el Pozo del Marqués, realizado en sillares de granito con dos arcos de apertura para facilitar la extracción de agua.

torreorgaz.

torreorgaz.

En el otro extremo del pueblo, la Ermita del Humilladero, de estilo barroco popular (siglo XVIII), alberga una imagen del Cristo del mismo nombre. Justo enfrente, a la entrada del cementerio, una cruz sobre una base con inscripciones y una grada circular de cuatro peldaños me detiene durante un rato para observarla.

torreorgaz.

torreorgaz.

Y de vuelta, antes de encaminarme a Torrequemada me encuentro con la denominada Cruz del Camino.

torreorgaz.

 

TORREQUEMADA es punto necesario en la comarca para conocer una de las maravillas, la Ermita de Nuestra Señora del Salor. Si quieres visitarla tendrás que buscar quien te pueda dejar la llave. Preguntando en el Bar Plaza te indicarán amablemente donde puedes conseguirla. Puedes caminar o hacer el recorrido a pié que dista algo menos de 3km. Por deferencia a otros visitantes que pudieran necesitar la llave decidí hacer el recorrido en coche. Para ello atravieso un territorio adehesado de gran belleza y al llegar a las proximidades aparco antes de cruzar el puente romano-medieval.

torrequemada

Y lo hago por una razón para mí muy importante. Este puente, a pesar de ser robusto, no se ideó para ser cruzado por coches así que decido respetar el monumento y no profanarlo con mis cuatro ruedas. Además, caminar los 450 metros que me separan de la Ermita no representa ningún problema.

torrequemada

El edificio es de estilo gotico-mudéjar y barroco, fechado entre los siglos XIV a XVII aunque se estima que comenzó a construirse en el siglo XIII tras la reconquista. Tiene probabemente un carácter templario que se percibe en su interior.

torrequemada

torrequemada

torrequemada

De vuelta al pueblo, paseo por sus calles hasta encontrar la Ermita de San Sebastián, de un marcado estilo barroco popular fechada en 1799.

torrequemada

Continúo entre apacibles calles que me llevan hasta la Iglesia de San Esteban comenzada a construir en el siglo XVI y terminada en el SVII por lo que tiene influencias renacentista y barroca. Su fachada principal tiene un llamativo porticado.

torrequemada

torrequemada

Ascendiendo al punto más alto de Torrequemada encuentro “La Torre” de la que solo se conservan los muros de cantería encontrándose en estado completamente ruinoso. En su puerta luce el escudo de los Duques de Abrantes y una fecha: 1704.

torrequemada

torrequemada

 

La capital del esgrafiado se llama VALDEFUENTES. Pero antes de mostrártelos, recapitularemos el origen de la población, para lo cual ello hemos de remontarnos a la Edad del Bronce. Los romanos dejaron huella de su presencia conservada, en su mayor parte, en forma de lápidas funerarias de las que hemos podido ver algunas.

valdefuentes

El edificio más reseñable de Valdefuentes es el del Claustro e Iglesia de San Agustín, del siglo XVII, que en una parte mantiene la parroquia actual y, en la conventual, alberga el Museo Etnográfico. Presenta un precioso claustro, una de las Maravillas de la Comarca.

valdefuentes

valdefuentes

En la Plaza de Valdefuentes, un palacio, el de los Sande, presenta una bonita fachada quizá demasiado alterada por reformas posteriores que debieron tapar un claustro inferior.

valdefuentes

Uno de los Sande, Álvaro para más señas, mandó construir un Rollo Jurisdiccional bastante elaborado en relación a otros que hemos visto en poblaciones vecinas.

valdefuentes

En cuanto a los esgrafiados, estos constituyen una técnica decorativa empleada en fachadas y que imprimen un carácter particular a la población dado que embellece los edificios.

valdefuentes

El barrio de Gurumeña es bastante pintoresco y a él llegamos después de pasar por la Iglesia de Nuestra Señora de la Bienvenida, de estilo barroco y fechada en el siglo XVII.

valdefuentes

Un paseo por sus calles nos hacen pensar, por un momento, que hemos cambiado incluso de población. Sobre los dinteles de las puertas, numerosos detalles llaman mi atención y la de José Luis, que me acompaña amablemente a visitar este barrio.

valdefuentes

valdefuentes

Compartir con mi amigo y su familia un acontecimiento como la Feria Agroalimentaria de Productos de la Tierra es una gozada. Este certamen, como su nombre indica, reúne lo mejor de cada productor local en la Plaza de España. Vinos, quesos, jamones, higos… y un sinfín de productos venidos también de comarcas vecinas, se ofrecen al viajero que aprovecha para comprar productos de calidad.

valdefuentes

Valdefuentes se vuelca con esta fiesta que supone un buen motivo para salir a la calle y disfrutar del buen tiempo y del encuentro con vecinos, familiares y amigos.

valdefuentes

 

Después de conocer el valle que se extiende poco antes de llegar a VALDEMORALES procedente de Torre de Santa María, me adentro en su pequeño casco urbano para conocer el principal edificio del pueblo, la Iglesia de San Andrés Apóstol. Tras dar un paseo alrededor del templo y parar un rato en la plaza del ayuntamiento, decido reanudar marcha hasta la siguiente población, última de esta ruta.

valdemorales

valdemorales

valdemorales

valdemorales

 

ZARZA DE MONTÁNCHEZ estuvo poblado desde la Edad de Bronce, al menos que se tenga constancia. Y de ello da fe la estela de guerrero encontrada en la población y que puede verse en el Museo de Cáceres. También hay constancia de la existencia de dos dólmenes en el término municipal.

zarza de montanchez

El puente que cruza el Río Tamuja es, para mí, de discutible factura romana. Podría serlo inicialmente pero el alomamiento al centro que presenta es más característico de puentes medievales como los que te he ido mostrando a lo largo del recorrido por la comarca.

zarza de montanchez

En cuanto a la población, esta ofrece el patrón de arquitectura vernácula de la comarca, presentando algunas casas con portalón abierto y banco de piedra a los lados. Algunas fachadas presentan elementos e inscripciones antiguas y las menos algún que otro esgrafiado.

zarza de montanchez

zarza de montanchez

La Iglesia es imponente. Está advocada a San Miguel Arcángel y presenta potentes contrafuertes en el exterior. Y presenta elementos de estilo renacentista, gótico y barroco popular. Presenta un frente porticado que protege el lado de la Epístola.

zarza de montanchez

zarza de montanchez

zarza de montanchez

Me siento en la primera grada del crucero que mira hacia el pié de la iglesia a meditar sobre todo lo visto en este viaje y es entonces cuando descubro que si hay algo que defina el carácter cultural y patrimonial de esta comarca es, sin duda, la piedra. La piedra como en la que me encuentro sentado, omnipresente desde los más humildes cercones y zahurdas para ganado hasta las murallas más antiguas e inexpugnables, desde las tumbas excavadas en la roca hasta los patíbulos en forma de picota que segaban la vida de pobres infelices, desde las pilas bautismales hasta las estelas de guerreros milenarios, escudos, cruces, templos, fachadas…

zarza de montanchez

 

La Comarca de Sierra de Montánchez y Tamuja te invita a conocer el mayor conjunto patrimonial reunido en un Territorio Inteligente. La piedra te está esperando.

 

logos

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.miextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.miextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.