Elvas: tocar el cielo desde la tierra

www.miextremadura.com

22 abril 2020

Elvas 

La Praça da República, centro de la ciudad, dista tan solo 21,7 kms. de la Plaza Alta de Badajoz, callejeo por ambas ciudades incluido. Esta ciudad joya de la comarca del Alentejo Portugués, se encuentra a unos 11 kilómetros de la frontera con España y a 215 de Lisboa.

 

Elvas

 

No obstante esos límites fronterizos, esos pocos kilómetros que separan una ciudad de la otra no ha sido impedimento para que entre ambas se haya desarrollado en las últimas décadas un fuerte lazo que las ha unido junto con Campo Maior. De hecho, la supresión de los controles fronterizos favoreció mucho el flujo de habitantes entre una y otra ciudad. De esta manera se creó el proyecto de Eurociudad Elvas-Badajoz-Campomaior que busca la conexión de los tres municipios en una estructura abierta a la ciudadanía que fomente la cooperación y una visión compartida del territorio.

 

Elvas 

Pero buceemos en su pasado.  Elvas es de fundación romana y fue conocida con el nombre de Alpesa. Tras los visigodos pasó a manos árabes al menos dos veces y tras ser reconquistada definitivamente en 1226 continuó su desarrollo urbano favorecido por su situación estratégica al sur del río Tajo. Esta situación es la que la hace ser codiciada por los españoles y este deseo de ser tomada por sus vecinos la que configura la imagen actual definida por características fortificaciones abaluartadas.

 

Elvas  

Hoy, superados los problemas fronterizos y vecinales, Elvas es un destino cotidiano entre los habitantes del centro y sur oeste de Extremadura. Parada obligatoria para tomar uma bica o una meia de leite, según queramos el café solo o con leche, de ese tan entrañable, el que huele contundentemente, del de Campomaior de toda la vida con el que los estraperlistas de la posguerra civil ganaban el sustento y con el que se continuó practicando contrabando hasta la supresión de fronteras y la integración de ambos países en la Unión Europea.

 

Elvas 

Elvas 

También es un destino entrañable por cuestiones gastronómicas. Elvas tiene una restauración verdaderamente espectacular. Desde las inexplicables (estamos en el interior) mariscadas de gran calidad hasta los postres tradicionales como la serradura o los pastéis de Belém, pasando por el tradicional bacalhau dourado, el bacalhau espiritual, à brás o cualquier otra forma de preparar el bacalao. No en vano se dice que en Portugal existen 365 formas de cocinar este pescado y todas resultan realmente exquisitas. No os perdáis tampoco el porco à alentejana y si decidís pedir unas migas alentejana olvidaos del concepto de migas extremeñas porque, aunque riquísimas, no se parecen en nada. La Tasquinha Alentejana, la Adega Regional o el Restaurante Vinha da Amada son lugares muy recomendables con una relación calidad-precio verdaderamente sorprendentes.

 

Elvas 

Para evitar algunos malentendidos a quienes no tengan nociones de la lengua lusa les aconsejaremos que se guíen por la idea de que no todo significa lo que parece y que es preferible hablar Español, que en Elvas se entiende y habla a la perfección, antes que “inventarse” el portugués o hablar en portuñol. Por ello, jamás le digáis al camarero que la comida estaba exquisita porque lo tomará como una ofensa ya que “esquisito”, con “s” se usa para referirse a una cosa extraña, extravagante, horrible o rara. En su lugar, podréis decir que la comida estaba espantosa, sí, como lo leéis, porque significará que os ha resultado exquisita según la acepción española. Si alguien os dice “liga me” no penséis que habéis tenido éxito, sino que os están pidiendo que le llaméis por teléfono después de daros su número. Otra desgracia solía ocurrir cuando las cámaras de fotos utilizaban pilas en vez de baterías y uno entraba en cualquier tienda a comprarlas. No obstante, si las necesitáis, jamás, jamás, pidáis una pila porque estaréis pidiendo cierta cosa masculina que no suele mostrarse. Presunto es jamón serrano, no alguien que espera que se le condene por algún delito.

 

Elvas 

Os recomendamos visitar especialmente el casco histórico que tiene unos paseos espectaculares por sus calles empedradas. En él no puede faltar uma bica en la Praça da Republica después de ver la catedral y antes de subir hacia el castillo. Bajar desde este punto hasta la iglesia da Corujeira y rodear la ciudad por la Muralha dos Terceiros hasta el Museo Militar pasando por otra iglesia con encanto, la de Santo Domingo. No os podéis perder una visita al acueducto del siglo XV y, por supuesto a las dos fortificaciones, la de Nossa Senhora da Graça y la de Santa Luzia, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Nosotros nos quedamos con ganas de conocer el Museo Municipal de Fotografía, pero lo anotamos para una próxima visita, porque a Elvas continuaremos yendo cada vez que queramos pasear y respirar el encanto de lo genuino y de lo tradicional.

 

Elvas 

Esperamos que disfrutéis de este paseo fotográfico tanto como nosotros cuando lo hicimos aunque lo mejor es que os deis una escapada en cuanto la situación os lo permita.

 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Elvas 

Cómo llegar: Enlace a Google Maps haciendo click aquí

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.miextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.miextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.