festival merida 2020

La Isla de los Esclavos

www.miextremadura.com

30 diciembre 2019

Finalizar este año, que tanto teatro con sello extremeño y de tan buena calidad hemos podido ver, con una de esas obras que consideramos imprescindibles para estar al día de lo que se "cuece" en nuestros escenarios es uno de esos regalos que estas navidades nos ha traído.

 

Esteban García Ballesteros nos invitó a la representación que de "La Isla de los Esclavos" ofrecía su compañía "Las 4 Esquinas Producciones" en la sala del Centro Cultural Nueva Ciudad, en Mérida, y como no podía ser de otra manera, no lo dudamos. Quizás porque nos va la marcha del teatro, pero también por muchas razones: 1- Uno no puede declinar nunca la invitación a una obra cuyo texto, de  Pierre de Marivaux (París 1688-1763), ha sido versionado por Juan Copete, uno de nuestros mejores dramaturgos contemporáneos. 2- Si la obra está dirigida por Francisco Suárez, las dudas se despejan aún más. 3- Perderse un reparto compuesto por Francisco Blanco, Esteban G. Ballesteros, Alberto Lucero, María José Guerrero y Memé Tabares debería ser pecado teatral grave. Y luego hay más razones, desde la 4 hasta ... Por ejemplo, una sencilla escenografía diseñada por Diego Ramos que cumple su cometido con pulcritud y efectividad, un precioso vestuario diseñado por Rafael Garrigós, las luces de Fran Cordero apuntando siempre hacia donde tienen que hacerlo y cuando tienen que hacerlo en su justa medida, la estupenda caracterización de Pepa Casado y alguien como Paco Barjola que se encarga del espacio sonoro y la música como solo él sabe hacerlo además de ayudar en la dirección a Suárez.

 

La obra es un adelanto a las ideas de los ilustrados franceses, poniendo sobre el escenario con cinco personajes cuestiones tan trascendentales como la igualdad y la solidaridad entre las personas. Ese mensaje, casi trescientos años después de ser escrita la obra (1725), sigue más vigente que nunca. Con esta base, La Isla de los Esclavos cuenta la historia de Ifícrates y Eufrosina, señores de la alta sociedad ateniense que naufragan junto a sus respectivos esclavos, Hé y Cleantis, en una isla. Allí les recibe un misterioso personaje que les informa de que han llegado a la isla de los esclavos. Ante el desconcierto de los amos, Trilenín les comunica que deberán cambiarse los roles de amo-esclavo. El propósito de ese “legislador” no es otro que educar a los amos para corregir y eliminar la tiranía ejercida sobre sus esclavos. Para ello deberán someterse a la voluntad de sus nuevos señores y experimentar en sus propias carnes lo que significa estar al servicio de otro ser humano.

 

El resultado de todo esto es algo que hay que ver, oir y después de disfrutar el buen rato, porque es una comedia, pensar y meditar en casa o tomando algo con l@s compañer@s de butaca. Teatro para reir, pero también para pensar. Recomendación absoluta. No os la perdáis.

 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

La Isla de los Esclavos 

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.miextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.miextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.